El Agente Inmobiliario y la Sensibilidad Cultural en el Mercado Hispano

El Agente Inmobiliario y la Sensibilidad Cultural en el Mercado Hispano

Hablar de preferencias, gustos y estilos a nivel inmobiliario, es un tópico que envuelve las percepciones que el agente inmobiliario tenga de su cliente. Los hispanos, al igual que en otras culturas, responden de manera distinta frente a las necesidades de espacio físico, vecindario a elegir, tipo de materiales, diseño del área social y cocina, e incluso ante la calidez que pueda ofrecer el agenteen sus explicaciones. La familia hispana tiende a ser numerosa y muy unida, por lo cual al momento de decidir podría tornarse difícil y en ocasiones caótico. La abuela desea una cocina enorme (le encanta mimar a sus nietos), pero sus hijos adoran las reuniones y no sacrifican metros adicionales destinados a la diversion en la sala o el gran patio de la casa, mientras que el abuelo no puede renunciar a sus caminatas en el parque (valora el aire libre) o las visitas a sus amigos para jugar dominó.

home buyerSer Agente Inmobiliario implica mucho más que conocer los números, porcentajes y elementos técnicos de la profesión. Es una especialidad que demanda una inmersión en los orígenes geográficos del cliente, en sus raíces como individuo, que al final son las que determinan las preferencias como consumidor. Somos suma de nuestras vivencias pasadas, así como de la dinámica presente y de lo que aspiramos en el devenir. El inmigrante hispano e incluso sus segundas generaciones, tienen el carácter marcado por la experiencia de sus ancestros. Los hispanos transmiten sus apetencias culturales, tal como el idioma, la gastronomía y sus hábitos de vida a los descendientes. Conocer esos gustos marca la diferencia entre un Agente que vende o renta exitosamente, y uno que solamente lo intenta.

Beautiful family portrait smiling outside their new houseHay que destacar que no todos los hispanos son iguales ni poseen las mismas preferencias. Hispanoamérica es una mezcla de tradiciones, historia, variables étnicas e idiomáticas. La lengua, por mencionar un aspecto, a pesar de ser la misma sufre de los matices regionales y usos de cada zona. Así ocurre con las viviendas, sean urbanas o rurales y lo que desea cada cliente. Algunos Dominicanos prefieren vivir en casas, ya que con la excepción de Santo Domingo, es el tipo de construcción que prevalece allá y les da esa sensación de libertad que tanto valoran. Los venezolanos de la capital no tienen inconvenientes al decidir por apartamentos, que es una alternativa de mayor seguridad en su Caracas de origen (obvio eso cambia con gente de otras regiones) y muchos centroamericanos se inclinan por las zonas rurales, más cerca de las fuentes de trabajo agrícola, lo cual es preferencia para las olas recientes de inmigrantes de esa subregión.

home buyer (1)La conversación franca, espontánea y cálida, es algo muy valorado por el consumidor hispano. La cultura Latina ha hecho de la cordialidad algo cotidiano y hasta necesario para su satisfaccion como individuo. Un Agente Inmobiliario extremadamente distante, lacónico y formal no llega tan profundamente a las preferencias del comprador hispano, como aquél que despliega empatía y que sin ser del origen del cliente, muestra un genuino interés por los asuntos propios de la region autoctona del mismo. Desde luego todo tiene un límite en la experticia, no todo pueden ser risas y abrazos, eso también lo sabe el hispano. Es una combinación sabia entre profesionalismo y una temperatura tropical en el intercambio.

home buyer (2)El mercado inmobiliario en Los Estados Unidos es bastante diverso y los hispanos se han ido moviendo a lo largo de la arena, ocupando zonas donde antes eran casi desconocidos. Ello hace que el profesional inmobiliario, independientemente de su origen, tome parte activa en ese crecimiento exponencial, sumando a sus variadas habilidades el aprendizaje de la lengua (español en este caso) y de las coordenadas que definen a cada nacionalidad desde el punto de vista cultural. Las ventajas del bilingüismo se manifiestan en todas las esferas de la producción, pero en el campo de los bienes raíces es bastante notable. Para cualquier ser humano, especialmente aquellos migrando, la vivienda es prioridad número uno.

home buyer (3)La sensibilidad cultural no es un proceso automático en los negocios, es más bien el resultado del esfuerzo consciente de mejorar el servicio, de traducirlo a las necesidades específicas de un grupo. Es una habilidad que crea ventajas para aquellos que la practican, abriendo nuevas posibilidades en materia de inversiones. Muchos inmigrantes latinos vienen con vidas empresariales ya avanzadas, con carreras profesionales exitosas y en búsqueda de nuevos espacios de crecimiento. Entender el fenómeno desde la doble cara de lo humano y económico, sienta las bases para ofrecer un servicio de alto nivel y deliberadamente holístico. Vivimos una economía cambiante y un mundo que demanda mayor compenetración con las necesidades humanas, por lo cual la sensibilidad hacia los aspectos etnográficos y culturales en una relación, en inicio comercial, hacen que el resultado sea de mayor impacto o calado en la sociedad como un todo.

home buyer (4)

Quiere aprender más sobre la cultura hispana para su vida profesional? Contáctanos!

Read about other Spanish speaking jobs.

Leave a Comment